한국어 English 日本語 中文 Deutsch Español हिन्दी Tiếng Việt Русский LoginCadastre-se

Login

Bem-vindo(a)!

Obrigado por visitar a página web da Igreja de Deus Sociedade Missionária Mundial.

Você pode fazer login para acessar a área exclusiva para os membros da página web.
Login
Usuário
Senha

Esqueceu-se da Senha? / Cadastre-se

Labores humanitarias de la iglesia de Nueva York tras el Huracán Sandy

  • Ajuda a Desastres
  • Nação | EE. UU.
  • Data | Outubro 30, 2012
ⓒ 2012 WATV
El huracán Sandy, la súper tormenta que trajo consigo lluvias torrenciales, azotó la costa este de los Estados Unidos incluyendo los estados de Nueva York y Nueva Jersey el 29 de octubre, hora local. El poder destructivo de Sandy estaba más allá de la imaginación. Árboles arrancados, autos e incluso lanchas dispersadas por las devastadas calles. Las estaciones de tren y los distritos bajos resultaron inundados. 8,5 millones de familias quedaron sin electricidad, y más de 50 personas murieron.

Después del huracán, el 30 de octubre, cerca de 160 voluntarios de la iglesia de Nueva York tomaron la delantera en los trabajos de restauración limpiando las calles de Ridgewood. Después de restaurar el área afectada de Ridgewood durante algunos días, unos 200 voluntarios de la iglesia de Nueva York y sus iglesias sucursales se reunieron el 4 de noviembre y se dirigieron a las áreas severamente damnificadas en la costa, como Hoboken en el estado de Nueva Jersey, y Breezy Point y Staten Island en la ciudad de Nueva York. Los voluntarios visitaron cada casa y solucionaron el problema de las aguas residuales sin dudar en ingresar a las casas inundadas, y organizaron los bienes del hogar y limpiaron las casas.

El 11 de noviembre, los voluntarios de la iglesia de Washington D.C. se reunieron tras conducir ocho horas consecutivas, y más de 500 miembros se dirigieron a Toms River en el estado Nueva Jersey y a Breezy Point en el estado de Nueva York. En los noticieros fueron presentados como “el ejército de chalecos verdes” y se reportó que “las víctimas del huracán recibieron ayuda directamente de ellos”.


ⓒ 2012 WATV
Las labores de restauración continuaron casi todos los días hasta el 18 de noviembre, y tomó casi 1.300 hombres-día. Billy Gallagher, jefe del departamento de bomberos de la ciudad de Nueva York, se conmovió por el compromiso de los miembros y dijo: “En realidad, somos nosotros quienes deberíamos ayudar a los que sufren por algo tan terrible como esto, pero ahora necesitamos su ayuda. ¡Madre celestial, muchísimas gracias!” Los voluntarios también instalaron dos carpas en Breezy Point y proporcionaron a las víctimas comida enlatada, productos de higiene personal, ropa, etc.
Vídeo de Apresentação da Igreja
CLOSE